Universidad: todos podemos habitar la sabiduría

Pienso que el “profesor universitario” no puede conformarse con aportar a sus estudiantes unos microconocimientos, porque pasaría a ser un “profesor micrositario”.

La universidad forma para la empleabilidad pero no se limita a desarrollar competencias estandarizadas y concretas para afrontar situaciones laborales particulares. Por supuesto que deben desarrollar las competencias laborales con la máxima concreción práctica, pero a la vez debemos aportar competencias con valores y emociones positivas, no sólo para unos supuestos, sino para desplegar su propio proyecto de vida en toda su plenitud, afrontando con iniciativa y creatividad todas las situaciones que se le vayan planteando en sus vidas laboral, social y personal.

Continuar leyendo «Universidad: todos podemos habitar la sabiduría»