Teorías pedagógicas en conserva

El supermercado de la educación te ofrece una amplia gama de productos. Para un consumo responsable debes fijarte en la etiqueta: Psicología Positiva, Constructivismo, Conectivismo, Neurodidáctica, Inteligencias Múltiples, Inteligencia Emocional, Educación Personalizada, Educación Integral, Educación en Valores, Nativos Digitales…

“Y ahora comprando Educación por competencias te llevas un bote de bilingüismo gratis y una tablet para tus hijos”

Con esta broma no digo que todas estas ideas, teorías e ingredientes sean negativos, lo que sugiero es que sean naturales y frescos. Al congelar o envasar, se pierden muchas de las propiedades educativas, incluso llegan a caducar e intoxican el ambiente educativo si se aplican. La educación abierta es artesanal, no puede ser industrial.

La “educación transgénica” puede resultar productiva pero nociva para la interioridad humana. Sugiero a los padres que no consuman experimentos pedagógicos que no estén avalados por experiencias de éxito, por muy desesperados que estén.

Tapones para quedar enfrascados herméticamente

Tapones hay muchos pero aquí resaltaremos algunos que nos resultan significativos.

El tapo “más o menos”.

El masomenista es una especie de relajación educativa al sentirse por encima de la media:

  • “Les llevamos a un buen colegio, frecuentan buenos ambientes y en valores estamos por encima de la media”
  • “Entre que no es nada fácil y que los demás van en otra dirección, bastante hacemos con ir tirando”
  • “Lo que pasas es que…
    • “contra internet no se puede”
    • “los amigos pueden más que los padres”
    • “no se puede ir en contra del ambiente”

El tapón “sí pero no”.

Lo usan padres que desean para sus hijos esa felicidad plena a la que dispone la educación abierta pero a la vez, quieren evitarles la entrega personal a la que invita esta educación. Enseñan a sus hijos a “nadar y cuidar la ropa”.

El tapón “ya lo he intentado todo”.

Puede ponerlo uno sólo o ambos padres. Si lo pone uno sólo suele ocurrir que el otro ponga el tapón de la indiferencia.

Se sienten solos en la misión y ven que no se les hace caso: “Me tienen como una esclava”, “Estoy todo el día detrás de ellos, empezando por el padre”, “El día que falte, a ver cómo te las apañas”.

Son padres que desearían ofrecer una educación abierta pero han aprendido que no pueden más. Culpan a otros o se sienten culpables y no ven solución. Seligman (2002) lo llama impotencia aprendida y comprueba que estas personas son más susceptibles a la depresión.

El tapón “ya tendrá tiempo”

Claro que desean una educación profunda para sus hijos pero ponen el tapón porque “primero que saquen bien sus estudios y aprenda idiomas, ya tendrá tiempo de ayudar a los demás”.

Congelados de educación abierta.

La practican “padres de manual” que si los dejas a la intemperie se derriten. Se saben la teoría y sin darse cuenta, se ponen de ejemplo en sus propuestas. Tienden a valorar y etiquetar a otros en función de cómo lo hacen ellos.

  • “Esos no son como nosotros»
  • “Lo que tienes que hacer es…”
  • “Pues a mí me obedecen”
  • “Las madres de ahora ya no saben hacer nada”

Si realmente practicaran la educación abierta no se sentirían en posesión de la verdad sino a su servicio; estarían más bien, poseídos por la verdad.

CAMBIO CLIMÁTICO EN LA FAMILIA: EL RETO DE LA FAMILIA SOSTENIBLE

Tras leer el popular libro de Al Gore, “Una verdad incómoda, sobre la crisis planetaria generada por el cambio climático, se puede llegar a la conclusión de que existe un paralelismo directamente proporcional con otra de las grandes verdades incómodas: La crisis social generada por el cambio climático en la familia.

Comenta Al Gore: “La verdad sobre la crisis climática es una verdad incómoda que implica que tendremos que cambiar el modo en que vivimos nuestras vidas”.

Si aplicamos los argumentos de científicos, ideólogos y políticos al planeta familiar, se puede establecer una línea de reflexión interesante para afrontar los retos de la familia sostenible.

Continuar leyendo «CAMBIO CLIMÁTICO EN LA FAMILIA: EL RETO DE LA FAMILIA SOSTENIBLE»

Star Work: el Estudio de las Galaxias

Todos los estudiantes pueden aprender por sí mismos y con motivación abierta

Durante varios años he podido desarrollar en la práctica, con la experiencia de más de 500 estudiantes y la capacitación de decenas de profesores para la gestión del aprendizaje autónomo de sus estudiantes en sus aulas y con alto rendimiento.

Dependiendo del contexto, este plan toma diferentes formas pero una muy divertida es la de Star Work: el Estudio de las Galaxias

Este plan está orientado para que los estudiantes desarrollen competencias con valores y emociones positivas al estudiar, aprendiendo a aprender con autonomía personal y responsabilidad social.

El objetivo de fondo es hacerles descubrir su sistema personal de trabajo, desarrollando sus capacidades intelectuales, sus hábitos de trabajo y sus actitudes positivas ante el aprendizaje de lo arduo. Como objetivo inmediato, pude apreciar el refuerzo del autoconcepto académico y el aumento de la motivación para el aprendizaje esforzado e inteligente.

Star Work es una forma ingeniosa de romper la inercia hacia la chapuza y la pereza intelectual (el lado oscuro de la fuerza), haciendo percibir a estos estudiantes el atractivo del trabajo bien hecho de una forma divertida.

Empiezo con un plan de sensibilización a los gestores del centro. Sin el compromiso de la dirección es inviable. Seguidamente, procedo a un plan de sensibilización y formación de docentes. El objetivo es hacerles ver que este sistema no es una complicación más añadida, sino todo lo contrario, una forma de simplificar y mejorar los resultados disfrutando y trabajando en equipo todo el centro.

Seguidamente se implica a los padres para que sepan situarse ante el programa en general y ante el estudio de sus hijos en particular, ayudándoles a mejorar sus expectativas y a tomar una actitud favorable al aprendizaje autónomo de sus hijos.

Seguimos con los estudiantes. Se les da en formato de curso intensivo 12 horas de intenso trabajo práctico adecuado a las edades y estilos de aprendizaje, que imparto en horario lectivo, sacando a los alumnos de sus respectivas clases a un aula a parte, ya digo, estableciendo grupos homogéneos para la realización del curso intensivo.

Llama la atención la motivación y el esfuerzo que ponen todos los estudiantes durante las sesiones.

Tras estas sesiones con profesores, padres y estudiantes, todos empezamos a hablar el mismo idioma, lo que facilita un ágil y preciso seguimiento; se acabaron las bombas de humo en el seguimiento de los aprendizaje. Se evalua con datos y se establecen objetivos como pequeños pasos posibles que se consiguen una y otra vez, lo que mejora más y más la motivación

Con el panel de control de la nave hoja , alumno, padres y tutores realizan una evaluación semanal y plantean un nuevo objetivo para la siguiente.

Aunque el panel parezca complejo, para los estudiantes es muy sencillo y motivante porque su imaginación hace el resto. Paradójicamente, las claves del éxito son la sencillez, el libre compromiso de los alumnos, el trabajo en equipo de los profesores con el orientador, la coordinación con los padres y la perseverancia.

Cada profesor y tutor aprovecha el panel más o menos, según el grado de implicación pero sólo haciendo lo mínimo, el rendimiento mejora de forma extraordinaria.

Además de conseguir un clima de trabajo intenso y una gran satisfacción por parte de todos, profesores, padres y alumnos, se mejoran las relaciones humanas y la motivación por seguir aprendiendo

Sé fruto para dar semillas y hazte semilla para dar fruto

Si nos hacemos fruto atractivo en Internet, estaremos en mejor disposición de que encuentren en nosotros buena semilla, pero sólo seremos fruto atractivo si cultivamos nuestra originalidad: nuestra auténtica semilla.

Elijo la siguiente alegoría para explicar la función del educador en la vida, y en particular en la vida digital.

Hay quien hace ver su tronco para decir: soy poderoso, fuerte, resistente, flexible… Otros muestran sus frutos: soy abundancia, doy resultado, mi vida es fecunda… Otros, quizá por no tener un gran tronco ni buenos frutos muestras hojas y más hojas: mira que libre, que atractivo, cómo molo…

Continuar leyendo «Sé fruto para dar semillas y hazte semilla para dar fruto»