Pon en tu comité directivo una persona altamente sensible

Existen personas altamente sensibles que son docentes, estudiantes, padres, madres e incluso algún que otro director o directora, pero es precisamente la alta sensibilidad, la que lleva a los gestores de las organizaciones educativas a descartar como directores a personas que se muestran altamente sensibles, por sus aparentes «debilidades de carácter».

En ocasiones se les hace un favor si la sobrecarga emocional es muy intensa, pero ponerle una marca de por vida, «tú no sirves para dirigir porque eres muy sensible», me parece un grave error estratégico de las instituciones que así lo piensan.

A veces, las personas sensibles parecen débiles y en particular al principio, cuando todavía están descubriéndose en su sensibilidad. Parece que no serán capaces de tomar decisiones duras, pero que sufran no quiere decir que sean cobardes, irresponsables, ineficaces o injustas. Reconocen sus errores y perdonan con la misma intensidad que aman y están dispuestas a darlo todo por lealtad a la organización y a las personas a las que sirven.

Sienten desde lo más profundo de su espíritu, y si se piensa que eso es un inconveniente para dirigir un colegio, es que realmente no se está pensando en la organización escolar como el cultivo de una comunidad , sino como la gestión de una máquina.

Ver a una persona derramar lágrimas es para algunos un impedimento para liderar un grupo, pero mostrar vulnerabilidad, siempre que vaya acompañada de firmeza y determinación, es un puente para trabajar en equipo, para aprender a trabajar en comunidad, con sencillez y sinceridad.

Un líder altamente sensible, a pesar sufrir intensamente por las traiciones, no guarda rencor y actúa con justicia y compasión; siempre está dispuesto a dar a todos los que lo necesitan y no pasa factura, aunque si aprende y quien no reconoce su mal, tampoco está dispuesto a permitir que lo siga cometiendo.

Un directivo con alta sensibilidad confía en su gente y comparte sus conocimientos y recursos con sencillas. Es autocrítico, reconoce su errores y rectifica. Aprende y lo vuelve a intentar, y con las personas que reconocen su error y hacen el propósito sincero de recomenzar, se vuelcan y ponen toda su confianza a través de gestos y palabras amables. Y en todo caso, si conoce de las limitaciones o debilidades de los demás, procura estar atento para ayudarles a crecer, pensando antes en las personas que en las tareas. Esto puede llevar a que algo no salga de inmediato, pero de forma mediata, si que saldrá cada vez con mayor facilidad y dando el protagonismo a los docentes en los que se confía.

La persona altamente sensible, claro que exige, tanto como se exige a si misma, pero lo hace con delicadeza, como le gusta y agradece que le corrijan y le sigan a sí. Una persona altamente sensible responde con entusiasmo ante las llamadas de atención suaves y esperanzadas, pero queda muy afectado con los ataques, desprecios y desvalorizaciones.

Por tanto, un directivo altamente sensible aprende muy a fondo, pero necesita mucho tiempo, tal vez, requiera de varias etapas. Pero las organizaciones son impacientes, los resultados urgen y temen dar segundas oportunidades . Un consejo de administración no se atreve, por lo general a apostar por una persona altamente sensible que terminó quemado en una primera etapa de directivo; paradójicamente, en los centros educativos a veces no se cree que las personas puedan cambiar y que un profesional pueda aprender. Incluso, la experiencia les lleva a considerar que si se detecta la alta sensibilidad, directamente se le descarta para darle responsabilidades, porque lo que se buscan no son soluciones profundas, sino arreglos rápidos… Pero esta es mi crítica, la escuela no es una máquina, sino un cuerpo y más que cambiar piezas se trata de rehabilitar a los órganos para que cumplan sus funciones. Requiere su tiempo… Pero vale la pena y el resultado es mucho más perdurable y autónomo.

Las personas sensibles son fácilmente engañables pero a la vez, son capaces de detectar rápidamente las mentiras. Y si bien se frustrarán, se enfadarán y quizás sus primeras reacciones sean inapropiadas, saben rectificar, pedir perdón y recomenzar. Y cuando su equipo lo forman personas igualmente sencillas y nobles, el organismo o sigue fortaleciéndose y madurando.

Lo más valioso del directivo altamente sensible es su profunda humanidad, empatía, bondad, simpatía y consideración de los demás. Pero todo esto dentro de una vivencia intensa que fácilmente es manipulable por compañeros egocéntricos y envidiosos, que tratarán de mostrarle cómo directivo desequilibrado, quemado, deprimido… Cuando lo único que necesite tal vez, es un poco de descanso, un apoyo con quien poder hablar y recomponerse.

En un equipo directivo no todas las personas deben ser altamente sensibles, pero sí apuesto porque sea la cabeza del centro pero contando con un apoyo de subdirectores leales, maduros y competentes. A la vez, es imprescindible formar a los directivos para que sepan detectar a las personas altamente sensibles y comprendan el interés de este talento para que sepan cuidarlo en lugar de quemarles a base de sobrecargas y falta de tacto.

El líder con alta sensibilidad logra sacar lo mejor de todos, es posible que se deje llevar por prejuicios pero desde que se da cuenta, no le cuesta nada rectificar para dejar de juzgar y sentir la verdad de cada uno, a pesar de los pesares.

Un líder sensible es quizás un tanto desconcertante y resulta incómodo para quien desea que todo sean rutinas, pero su intuición y su creatividad la ponen al servicio de las familias, los docentes y los alumnos, porque cree de todo corazón que su misión es ayudar a todos.

A la corta, los líderes sensibles no suelen pasar la prueba, pronto se les ve ansiosos, preocupados, enfadados, generando caos y se les pone una etiqueta: este no sirve para dirigir… «Sí, tiene buen corazón, la gente le quiere mucho pero la institución se puede ir al traste con alguien como éste al frente» y se les quita de enmedio: error.

Las personas altamente sensibles se merecen nuevas oportunidades porque según van pasando los años aprenden de sus errores, se conocen, rectifican, controlan mejor sus intensidades emocionales y sobre todo, han aprendido a sufrir, han superado obstáculos y desafíos muy intensos y, sin embargo, siguen motivados y con deseos de seguir ayudando a todos.

Pero no importa que no se les considere para dirigir los centros educativos, pues en la esquina donde hayan perseverado, seguirán manteniendo su prestigio, y quizás no tendrán el poder, pero sí la autoridad de quien sabe por experiencia y quien a pesar del dolor profundo, las injusticias y traiciones, nada ni nadie le puede impedir seguir amando.

En mi opinión, muy contraria a la mayoría de los gestores de centros escolares, los comités directivos deberían contar con algunas personas altamente sensibles: artistas, creativas, capaces de arriesgarse por amor a los demás, amando sin excusas y con deseo sincero de cambiar el mundo desde la bondad, aunque eso le suponga la vida.

Este es mi secreto para la transformación educativa que requiere nuestro sistema, cuidar a los docentes altamente sensibles y ayudar a los que tengan inquietudes de dirección para que adquieran las competencias y cualidades que les falten, y logren fortalecer su carácter para que sin perder sensibilidad, sepan gobernar con firmeza y salud hasta el éxito y más allá.

Star Works: el estudio de las galaxias

Hace mucho tiempo
en una galaxia muy, muy lejana
unos valientes estudiantes con
naves de trabajo bien hecho se
rebelaron contra el imperio de la pereza
dispuestos a vencer con excelencia

Así comienza una vieja historia que aún es nueva para el mundo y que ayuda a muchos estudiantes a aprender por sí mismos con alto rendimiento, a la vez que juegan, tande de forma intrapersonal como interpersonal.

¿Qué aporta STAR WORKS?

  • Invita a los estudiantes a trabajar y estudiar de forma sistemática, programada, ordenada, constante, responsable y cuidando los detalles. En definitiva, es una forma audaz de ayudarles a desarrollar la voluntad. Además, van aprendiendo una metodología eficaz para el estudio, se promueven estrategias de pensamiento adecuadas y se proporcionan medios para fomentar el autocontrol y el esfuerzo inteligente para mejorar como persona.
  • Ayuda al docente a mantener la intensidad educativa en el aula. Es un instrumento idóneo, sencillo y eficaz, para la atención personalizada de los estudiantes, proporciona información significativa y es una herramienta positiva para mantener la disciplina en clase, sin necesidad de acudir a medidas represivas. Los estudiantes están incentivados por una motivación extrínseca, intrínseca y trascendente a la vez, que no requiere de premios ni castigos. Además, Star Works se adapta a cada galaxia (a cada grupo-clase, a cada docente), es flexible y abierto; permite la propia iniciativas y permite centrarse en aquellos aspectos que interesen a cada profesor o a cada
  • Proporciona a los padres toda la información que precisan de forma in
    mediata. Proporciona un cauce de comunicación con los profesores ágil y práctico. En definitiva, es una propuesta de acción coordinada que destaca los continuos logros y avances del alumnos, logrando un clima de satisfacción generalizado.

¿De qué se compone STAR WORKS?

  • Los estudiantes cuentan con un Panel de Control. Este panel es el centro de la acción educativa y medio de coordinación entre docentes, estudiantes y familias.
  • Cada estudiante cuenta con un Plan de Pequeños Pasos Posibles Personalizados que se gestiona desde el panel para dar un Salto hiperespacial.
  • Cada centro, con los equipos docentes coordinados establece unos momentos de aprendizaje autónomo en el aula (estudio dirigido) en clase.
  • Tanto docentes como estudiantes y padres, reciben unas sesiones de formación práctica.
  • Tanto docentes como padres reciben unas sesiones de coordinación en septiembre.

El programa es una alegoría del trabajo bien hecho; una gran metáfora con la que todos deben estar familiarizados para sacarle el máximo partido.

¿Qué ventajas ofrece STAR WORKS en comparación con otros modelos de seguimiento convencional?

  • Se influye de forma directa e inmediata sobre la situación escolar del estudiante y del grupo.
  • Todos los estudiantes, según sus necesidades, se benefician de un servicio que no conlleva un gasto adicional a sus padres, ni una inversión de tiempo mayor.
  • Se llega de forma eficaz a una mejor atención a la diversidad en igualdad de oportunidades.
  • La inversión de tiempo y recursos es muy razonable teniendo en cuenta el número de alumnos que pueden beneficiarse de este servicio.
  • Es un elemento claro de gamificación y personalización de la enseñanza que promociona al centro educativo.
  • Se genera mayor motivación e ilusión profesional en el profesorado.
  • Favorece un ambiente de exigencia amable y gratificante.
  • Se mejora el rendimiento académico de los estudiantes, así como su motivación y autoconcepto.
  • Ante este panorama, la satisfacción de los padres es abundante.

¿STAR WORKS provoca efectos secundarios?

No se han detectado efectos secundarios. No obstante, para el docente que no lo hace suyo, se convierte en una losa, como ocurre con todo lo que no se asimila pero se tiene que gestionar. «Si ocurriera esto, tiren de la máscara de oxígeno, introdúzcasela entre la nariz y la boca y respire normalmente”… Vale la pena hacer el esfuerzo porque los resultados son muy satisfactorios.

Todo hay que decirlo, Star Works es agotador porque intensifica la acción educativa, sin embargo, es un agotamiento gratificante porque muestra constantemente los éxitos y avances de los estudiantes y el ambiente en los grupos. Además se ha comprobado que el agotamiento no lo diferencie de otras propuestas didácticas; el cansancio surge igualmente por el mero paso de los meses. Así que, puesto a agotarse, vale la pena un esfuerzo inteligente.

Si el profesor va descuidando el seguimiento del panel de control, los estudiantes se irán desmotivando y también lo irán dejando. Cuando se detecte un bajón en el procedimiento se recomienda dedicar un tiempo especial para recuperar la dinámica y volver a estimular a los alumnos. Normalmente, cuando hay un bajón en el seguimiento no es porque se haya optado por otra formula de seguimiento, sencillamente se ha producido “una relajación” (pérdida de tensión) y lo más adecuado es volver a intensificar la acción docente, recomenzando una y otra vez. Para ello, los docentes contarán con el apoyo de la OGU (Organización de las Galaxias Unidas), que catalizan el rendimiento de Star Works.

Si no se sale del estado de “relajación”, se entra en un bucle desmotivante del que es cada vez es más difícil salir, ocasionando gran insatisfacción en el propio docente, en los estudiantes y en consecuencia, en los padres. La experiencia demuestra que “lo cómodo al final se vuelve más incómodo”.

Por último, señalar que el efecto secundario mayoritario es el de la gratificación del trabajo bien hecho, a la vanguardia de la educación del siglo XXI.

¿Qué se espera de los docentes en Star Works?

  • Los tutores realizan el seguimiento del Panel de Control manteniendo una comunicación fluida con los padres y el estudiante.
  • Los profesores acordados, dedicarán tiempos específicos en sus sesiones de clase para el aprendizaje autónomo en el aula.
  • Los profesores adaptarán sus evaluaciones para la estimulación del estudio bien hecho (evitando exámenes que sólo requieran memorizar información).
  • El coordinador imparte las sesiones formativas y realiza el seguimiento de profesores y tutores.

¿Cómo es el seguimiento del panel de control?

El panel de control es una estrategia multifuncional, sirve para:

  • Saber lo que he hecho en cada clase hoy. Con ello, también lo pueden conocer los padres.
  • Programar lo que tengo que estudiar o trabajar.
  • Registra los avances constantes que realizó el estudiante en los objetivos que se propuso.
  • Saber en qué aspectos le ven mal cada docente y superarlo sobre la marcha.
  • Hacer consciente al estudiante de si está teniendo una buena o mala actitud en cada clase.
  • Controlar el tiempo de tareas y estudio que dedico en casa.
  • Recordar los próximos exámenes y las notas que he ido sacando.
  • Evaluar al estudiante en su forma de estudiar o trabajar. Al mismo tiempo, el estudiante se autoevalúa, y los padres también evalúan.
  • Mandar y recibir mensajes de padres a docentes.
  • El tutor, los padres y los docentes tiene conocimiento de toda esta información.

Salto Hiperespacial.

Es el elemento más laborioso pero a la vez de una eficacia educativa apabullante, si se usa bien, claro. Todas las indicaciones que aquí se contienen no son imprescindibles. No se trata de que los docentes se conviertan en coaches educativos, pero es bueno tenerlas presentes para las situaciones más difíciles. De ordinario, servirá unas sencillas anotaciones en el panel, unas indicaciones generales de que anoten algo, o pedir las hojas periódicamente para supervisarlas.

Los datos que aparecen en el panel invitan al elogio y permiten trabajar sobre  prioridades. Todos los estudiantes precisan atención positiva, contacto humano y relaciones afectivas. Star Works es un universo de microdesafíos y esperanza. Mediante el registro de los logros en sus mocrodesafíos, se ofrece  una herramienta que anima a utilizar activamente la atención positiva del elogio.

En el salto hiperespacial se trata de afrontar microdesafíos sencillos cómo hablar con amabilidad a los demás compañeros, recoger al terminar, permanecer sentado cuando así se requiera… Y también retos específicos para casa, en la medida que los padres también quieran, puedan y sepan hacer uso del panel.

 

El panel de control ofrece retroinformación y conciencia de uno mismo. Efectuar un seguimiento de las conductas a veces puede ser una verdadera lata. Requiere organización, coherencia y regularidad. La mayoría de las conductas pueden seguirse con la ayuda de una gráfica. La gráfica tendrá unos objetivos expresados de manera positiva (pero en esta fase no se trata de cambiar nada, sino de hacerse una idea de lo que pasa, con qué frecuencia, cuándo y dónde). El marco temporal habitual es la quincena, aunque ciertos objetivos serán de un día o una semana. El sistema de puntuación depende de los objetivos, puede llevarse la cuenta del número de veces que se cumple el objetivo (poniendo una marca en la casilla) o poner caras felices si la conducta ha sido positiva y caras tristes si ha sido negativa. De este modo, el estudiante tiene información precisa sobre su conducta.

Anotar en el salto hiperespacial los logros funciona sin necesidad de recompensa. Un error que cometen algunos educadores es introducir inmediatamente una recompensa para la conducta apropiada. No es necesario. En caso necesario (por ejemplo con estudiantes con TDAH), puede ser oportuno introducir algún tipo de recompensa material pero conviene que sea tras un estudio concreta del caso. Cuando se utiliza un refuerzo material, éste debe irse eliminando con cautela en cuanto el estudiante empiece a tener éxito y a experimentar sentimientos positivos hacia sí mismo. El refuerzo material debe constituir un último recurso, no una condición inicial.

 

En muchos casos, las marcas de logros en el “Salto Hiperespacial” la puede rellenar el propio estudiante. Es bueno fiarse de él, pero no olvidemos que lo que más le gusta es que sea el docente o sus padres quienes reconozcan el logro.

Actitudómetro

En esta gráfica se recoge de forma general la actitud que el estudiante ha mantenido en la sesión de clase. Se debe dosificar porque debe durar para toda la quincena. Se utilizará a criterio del profesor y se puede utilizar de forma particular para reforzar en algún alumno en particular.

Neutralizador del lado oscuro de la fuerza

Si el docente observa falta de constancia, desorden o chapuza al trabajar lo puede indicar con la inicial de la asignatura. Si el estudiante, en lo que queda de clase supera esa falta se puede tachar y queda neutralizado. El arte de utilizar nuestras faltas.

Radar

Sencillamente, se indican las tareas y estudio que tengo que hacer en casa cada día con la letra de la asignatura. Si es estudio se señala dentro de un circulo. Cuando el estudiante ha terminado lo tacha. Cada radar dura una semana.

Alerta motores

Si el docente tiene la impresión de que un estudiante está por debajo de su rendimiento adecuado, puede marcar con rojo el punto de su asignatura para llamar la atención al respecto y que, tanto el estudiante, como los padres y el tutor lo sepan. Esta señal se puede complementar con un comentario en el cuadro de observaciones.

Batalla Espacial

Se indican las pruebas (exámenes) con sus fechas y notas.

Fuel Semanal

Sólo a partir de 5º de Educación Primaria, y en los demás cursos si el tutor lo considera oportuno para algún estudiante, en alguna temporada concreta. Cada cuadro es un cuarto de hora de estudio o realización de tareas en casa. Si se quiere diferenciar, se puede indicar con una “X” el tiempo de tareas, con el cuadro completamente relleno si es estudio y ya puestos, los tiempos de lectura se pueden indicar con una «L». Si se quiere diferenciar tiempo dedicado a cada asignatura se puede rellenar con la letra de cada asignatura.

Para estudiantes menores de 5º de Primaria, puede ser utilizado esta gráfica para indicar el tiempo de lectura diario si se viese de interés.

Misión de la quincena

Lo habitual es que vaya de acuerdo con el plan de acción tutorial. En el cuadro inferior, el estudiante se irá evaluando (Muy bien, bien, regular, por desarrollar) cada día.

Tabla de días de la quincena

El estudiante debe indicar lo que ha hecho en cada asignatura ese día. Es muy interesante para que el estudiante sea consciente de que hace, por dónde va, qué está aprendiendo en este momento.

ITV Espacial

Al finalizar la quincena se procede a la evaluación. Las observaciones del estudio en clase debe hacer las como mínimo el tutor del grupo, pero también interesa que lo hagan otros profesores, en especial el de Conocimiento del Medio.

El estudiante también hace su autoevaluación. También los padres indican cómo le ven estudiar o trabajar en casa. Al final se pueden poner observaciones si se considera oportuno y se firma.

Memoria Ram

En forma de juego, los estudiantes tienen que rellenar el máximo de líneas para ver qué datos han retenido de  lo que les han enseñado en esa quincena. Pueden escribir sobre lo que más les interese o de todo un poco. Es muy interesante para que se suelten en expresar lo que aprenden.

Tareas

Los estudiantes anotan a modo de agenda lo que tienen que hacer en casa cada día.

Si estás interesado en esta gamificación, puedes contactar conmigo en luismanuel.martinez@urjc.es

Que la fuerza te acompañe

 

Estudiantes que aprenden a educar dándose

Mucho se habla de reformas en la educación y disponemos de futuros docentes deseosos de dar lo mejor de sí. Quizá, la clave esté en darles oportunidades para que se den y dándose, aprendan a educar. Cuando se habla de formar a educadores, acciones de aprendizaje servicio tendrían que ser tan habituales como las clases teóricas, pues a educar se aprende educando y además, uno es capaz de profundizar más y mejor en la teoría de la educación cuando cuenta en su haber con experiencias de educador.

Sé fruto para dar semillas y hazte semilla para dar fruto

Si nos hacemos fruto atractivo en Internet, estaremos en mejor disposición de que encuentren en nosotros buena semilla, pero sólo seremos fruto atractivo si cultivamos nuestra originalidad: nuestra auténtica semilla.

Elijo la siguiente alegoría para explicar la función del educador en la vida, y en particular en la vida digital.

Hay quien hace ver su tronco para decir: soy poderoso, fuerte, resistente, flexible… Otros muestran sus frutos: soy abundancia, doy resultado, mi vida es fecunda… Otros, quizá por no tener un gran tronco ni buenos frutos muestras hojas y más hojas: mira que libre, que atractivo, cómo molo…

Continuar leyendo «Sé fruto para dar semillas y hazte semilla para dar fruto»